Web
Analytics
Saltar al contenido
Remedios para el sudor

Sudoración Nocturna sin Fiebre: Causas y Tratamiento

sudoración nocturna sin fiebre causas

Cuando la sudoración nocturna se produce en ausencia de fiebre, esta puede tener múltiples orígenes y es una condición común en hombres y mujeres sin discriminación de edad. Te contamos brevemente todo lo que debes saber acerca de las causas y el tratamiento de la sudoración nocturna.

¿Cómo se produce la sudoración?

El sudor es una respuesta natural del organismo ante el exceso de calor para enfriar el cuerpo y mantenerlo a una temperatura adecuada. Por ello se suda cuando hay fiebre alta.

Sin embargo, hay también sudoración nocturna y diurna sin que haya fiebre. Esto se produce cuando el hipotálamo reconoce que hay un exceso de temperatura en el organismo y envía las señales adecuadas a cada glándula sudorípara.

Estas glándulas comienzan a actuar emitiendo el sudor y así refrescar al organismo. De lo contrario, permanecería la alta temperatura lo que puede generar cualquier tipo de consecuencia negativa.

La sudoración nocturna en ocasiones aparece por un periodo de tiempo y luego desaparece. En este caso, no supone ningún tipo de riesgo. No obstante, cuando la persona no deja de sudar en las noches por varias semanas y meses, es fundamental que acuda al médico pues puede tratarse de una enfermedad grave que la persona desconozca.

¿Cuáles son las causas más comunes de la sudoración nocturna?

Los especialistas indican que las causas más comunes de la hiperhidrosis nocturna son:

  • Ingesta de medicamentos. Hay ciertos medicamentos cuya reacción secundaria es generar exceso de sudor por las noches. Este síntoma lo producen principalmente la nitroglicerina, el tamoxifeno, los antidepresivos, la insulina, el omeprazol, la loratadina y los antibióticos como la ciprofloxacina.
  • Presencia de infecciones. Infecciones graves como la tuberculosis, la malaria y el virus del VIH producen sudoración nocturna por tiempo prolongado.
  • Alteraciones hormonales: Cuando una persona está pasando por cambios hormonales como la pubertad, la menopausia, la andropausia, el embarazo, etc. tiende a sudar más durante la noche. Cuando se recupere el equilibrio hormonal, la condición desaparece.
  • Desequilibrio en la tiroides: Cuando hay presencia de hipertiroidismo, una alteración caracterizada por la producción excesiva de la hormona, es común que el organismo reaccione con hiperhidrosis nocturna.
  • Trastornos del sueño: Las personas que suelen hablar mientras duermen, los propensos al sonambulismo y quienes padecen apnea del sueño, frecuentemente también padecen sudoración nocturna.
  • El estrés y la ansiedad: Sabemos lo dañino que es el estrés y la ansiedad para el organismo y a todas sus consecuencias se suma la sudoración nocturna. El estrés crónico no suele disminuir durante las horas de sueño y esto puede producir mayor sudoración
  • Reflujo gastroesofágico: Es una de las causas menos conocidas pero más comunes. Cuando el ácido gástrico se desplaza hasta el esófago el organismo comienza a emitir sudor. Por ello, es más común sudar en las noches si se ha cenado demasiado o se ha consumido alcohol.
  • El cáncer: La presencia de linfomas y a leucemia puede hacer que el paciente sude muchísimo durante la noche. También les sucede a las personas que están en tratamiento de quimioterapia.

Estas son las causas que más destacan los especialistas, sin embargo, los problemas cardiovasculares, la hipoglucemia, la obesidad e incluso la enfermedad de Parkinson son causas comunes de la hiperhidrosis nocturna.

Es muy importante conocer todas estas causas. Ahora que las sabes, ¿Te has identificado con alguna?

La sudoración nocturna como consecuencia del consumo de drogas

Muchas veces la sudoración nocturna desaparece con tan solo suprimir la ingesta de alcohol u otras drogas.

Sabemos bien que son perjudiciales para el organismo en todo sentido y que uno de los efectos que tienen estas sustancias en el cuerpo es aumentar la temperatura corporal a niveles extremos y la sudoración.

Sudoración nocturna por ambientes calurosos

A veces nos alarmamos pensando que podemos tener una enfermedad grave y por ello sudamos por las noches. Sin embargo, una de las causas comunes y totalmente benignas es que hay calor en el ambiente durante las noches o la persona duerme con ropa muy ajustada y telas muy gruesas.

Es posible que el ambiente se vuelva caluroso y no lo notes. También debes comprobar que tu ropa de dormir sea suave, holgada y fresca. Si la habitación permanece a una temperatura confortable y duermes con ropa adecuada, entonces podemos descartar esta causa.

El tratamiento para la sudoración nocturna

Como has visto hay una gran multiplicidad de causas por las cuales una persona puede sudar por las noches, por lo tanto, establecer un tratamiento por igual es algo que no puede hacerse.

En principio, hay que tomar en cuenta algunas sugerencias prácticas para comenzar a identificar la causa de nuestra sudoración nocturna. Se trata simplemente de cambios de hábitos para ver si mejora la condición.

Prueba con lo siguiente:

  • Evita comer mucho durante la noche y toma un antiácido si sientes molestias después de cenar.
  • Suprime el consumo de alcohol, café y cigarrillos por un tiempo para ver si la condición disminuye.
  • Ventila bien la habitación, asegúrate de que tu ropa de cama sea fresca y también tu ropa de dormir.
  • Evita la ingesta de grasas, comida picante y chatarra sobre todo durante las noches.
  • Antes de dormir, tomate un tiempo para meditar un poco o simplemente relajarte escuchando música suave, leyendo un libro agradable o viendo una película tranquila. No te vayas a dormir hasta que tus niveles de estrés hayan bajado.
  • Antes de dormir, toma una infusión de manzanilla concentrada o valeriana. Ambos te ayudarán a relajarte y a conciliar mejor el sueño.
  • Haz ejercicio con frecuencia y asegúrate que te encuentras en el peso adecuado para tu estatura.
  • Si consumes medicamentos, observa si cuando no los tomas la presencia de la sudoración aumenta o, por el contrario, disminuye.

Si al cambiar el estilo de vida no cede la sudoración, pues hay que ir de inmediato al médico para que sea este quien determine el tratamiento.

La salud es algo delicado y solo los especialistas pueden indicar el tratamiento adecuado para la sudoración nocturna y otras condiciones de salud.

Artículos relacionados que te pueden interesar