Web
Analytics
Saltar al contenido
Remedios para el sudor

Cómo evitar la sudoración excesiva en todo el cuerpo

Cómo evitar la sudoración excesiva en todo el cuerpo

La sudoración excesiva es un problema más frecuente de lo que se cree. Muchas personas sudan en exceso aunque no se encuentren realizando algún tipo de actividad física y esto puede llegar a ser muy frustrante. En el presente artículo, te contaremos las causas y el tratamiento más eficaz para tratar la sudoración excesiva.

Sudoración excesiva o hiperhidrosis

La función del sudor radica en su contribución al organismo para que se mantenga fresco cuando la temperatura ambiental asciende. En estos casos, o en situaciones emocionales específicas es completamente natural la aparición del sudor.

La hiperhidrosis es una condición que hace que las personas suden excesivamente en cualquier circunstancia. Quienes padecen esta afección comienzan a sudar aunque el ambiente esté fresco.

También, una característica clave de la hiperhidrosis es la aparición del sudor aun cuando la persona se encuentra en estado de reposo.

¿Cuáles son las causas de la sudoración excesiva?

Muchas son las causas de esta afección, de hecho, hay condiciones que propician la aparición de la sudoración en una sola área del cuerpo. También hay tipos de enfermedades que hacer que la persona sude más de lo común, en este caso, esta afección recibe el nombre de hiperhidrosis secundaria.

Las causas de la hiperhidrosis son:

  • La ansiedad: En ocasiones las personas sudan en exceso por tener un cuadro de ansiedad. En algunas ocasiones, las personas no saben que tienen este padecimiento y no logran identificar la causa del exceso de sudor.
  • Cáncer: Esta enfermedad en ciertas etapas de su desarrollo también puede propiciar la sudoración.
  • El hipertiroidismo: La tiroides es una parte del cuerpo muy delicada. Cuando hay un desequilibrio en esta, el cuerpo reacciona sudando en exceso.
  • La menopausia: Los cambios producidos por la menopausia incluyen la hiperhidrosis en algunos casos específicos.
  • Trastorno de la glucosa: Es conveniente siempre monitorear los índices de glucosa si se sufre de hiperhidrosis.
  • La tuberculosis: Al debilitarse la función respiratoria el organismo comienza a reaccionar de diferentes formas. La hiperhidrosis es una de ellas.
  • Enfermedad cardiovascular: Esta enfermedad suele también caracterizarse por el exceso de sudor debido que las funciones cardiacas se ven alteradas.
  • Efectos secundarios de medicamentos: Los efectos secundarios de algunos medicamentos pueden incluir la sudoración en exceso, de ser así, se debe consultar al médico.
  • Abuso del alcohol y consumo de drogas: El exceso de alcohol en el organismo suele causar sudoración excesiva debido a la deshidratación. De igual forma sucede con el consumo de drogas.
  • La acromegalia: Esta afección de la pituitaria no solo causa crecimiento anormal de determinadas partes del cuerpo. También causa hiperhidrosis.

¿Cuál es el tratamiento indicado para la hiperhidrosis?

Afortunadamente, hay muchos tratamientos médicos y alternativos para combatir esta afección que suele causar muchas molestias a la persona que las padece. Entre los más efectivos se encuentran:

Antitranspirantes que tapan los poros sudoríparos

Seguramente, ante tu problema ya habrás probado todos los antitranspirantes del mercado sin conseguir un resultado satisfactorio. Sin embargo, debes saber que hay antitranspirantes indicados especialmente para la hiperhidrosis cuya función es obstruir los conductos del sudor.

La composición de estos antitranspirantes está fundamentada en un 20 % del efectivo hexahidrato de cloruro de aluminio. En algunos casos, si el médico lo considera prudente, se puede recetar un producto que contenga más del 20 %. Así pues, la sudoración se reducirá un poco y además se evitará el mal olor.

El botox

Esta terapia se ha venido desarrollando desde ya hace varios años y ha alcanzado mucha popularidad por ser bastante efectiva.

El botox principalmente se emplea para tratar la sudoración excesiva de los pies, las manos y las axilas. El procedimiento consiste en una inyección que podrá bloquear, de forma temporal, los nervios que intervienen en la estimulación del sudor. Esta terapia tiene algunos efectos secundarios en el organismo, sin embargo, para tratar el problema ha sido bastante efectiva.

La cirugía de las axilas

Evidentemente, este tratamiento solo se encuentra indicado para el exceso de sudor en la parte de las axilas. Cuando se ha probado todo y nada ofrece resultados, proceder a la extirpación de las glándulas sudoríparas de esta parte del cuerpo ha acabado con el problema.

¿Cómo puede ser diagnosticada la hiperhidrosis?

En algunos casos, sudar mucho no es considerado hiperhidrosis, por esta razón, el médico indicará una serie de exámenes para corroborar que, efectivamente, se padece un cuadro patológico de sudoración. Los exámenes más frecuentes son:

  • Exámenes de sangre: Estos son muy útiles puesto que son infalibles para el diagnóstico. Aún más, si el médico sospecha que la condición se debe a una alteración de la tiroides.
  • La prueba con el papel: Se coloca un pedazo de papel especial en alguna parte del cuerpo del paciente. Se espera unos minutos que absorba el sudor y luego se pesa. Dependiendo del rango de peso se determina si hay la presencia de hiperhidrosis o no.
  • Yodo y almidón: El especialista puede aplicar una solución que contenga yodo en la zona del cuerpo donde más se presenta la sudoración. Una vez se ha secado, se frota la zona con almidón. Dependiendo de cuan azul se ponga la zona, más serán las posibilidades de diagnosticar hiperhidrosis.

Se debe acudir inmediatamente al especialista cuando:

  • La sudoración lleva ya varios meses y la persona ha notado una pérdida de peso considerable.
  • La sudoración se acompaña de fiebre, respiración con dificultad, dolor en el pecho y presión en la zona del tórax.

Consejos para las personas con hiperhidrosis

  • Evitar el stress: Muchas veces la causa de la sudoración excesiva se debe solamente al stress. Relajarse y permanecer en calma suele disminuir la sudoración.
  • Reducir el consumo de alcohol: Es también muy común que la personas que toman alcohol en exceso sufran esta afección. De igual forma, si esta no es la causa principal, puede agravar la condición.
  • Visitar al especialista: Una visita al especialista es la mejor forma de superar esta condición.

Resumen final

Si se suda de una manera exagerada, superior al de las demás personas, comúnmente se la conoce como hiperhidrosis. Pudiendo presentarse de manera generalizada es decir en todo el cuerpo o sólo en alguna parte en específico.

Este problema puede afectar a la vida social de la persona que lo padece, cuando se trata de sudoración excesiva en las axilas puede presentar las manchas comunes que ya las conocemos, cuando se trata de las palmas de las manos no podemos realizar el saludo respectivo y también es dificultoso manipular los bolígrafos para escribir.

Estos malestares pueden tener un tratamiento eficiente, utilizando medicamentos tópicos que contienen sales de aluminio; siendo eficaces cuando la sudoración es menos exagera. Y para la sudoración demasiado excesiva se requiere algunos medicamentos.