Web
Analytics
Saltar al contenido
Remedios para el sudor

Sudoración excesiva en axilas en mujeres

Sudoración excesiva en axilas en mujeres

La sudoración excesiva también se la conoce como hiperhidrosis, en dónde puede afectar tanto a mujeres como a hombres.

Específicamente en la parte de las axilas qué, puede producir la sudoración excesiva debido a falta de hábitos como aseo, utilización de productos inadecuados, acumulación de bacterias y mala utilización de vestimenta entre muchos más.

En este artículo encontrarás información detallada, acerca de, sudoración excesiva en axilas en mujeres, porque se produce la sudoración excesiva, métodos caseros para tratar la sudoración excesiva y tratamientos frente a la sudoración excesiva.

En caso de las mujeres, hay que tener en cuenta qué, necesitan de productos exclusivos debido a que tienen hábitos de mejor cuidado de la salud de la piel y normalmente cuidan esta zona del cuerpo de manera exclusiva.

Porque se produce la sudoración excesiva.

La sudoración excesiva puede tener diversas causas y consecuencias en muchos casos provocados por malos hábitos de alimentación, vestimenta y falta de aseo.

Este efecto también se lo conoce como hiperhidrosis el cual puede estar actuando en diferentes partes del cuerpo, una de las mayores zonas que ataca es las axilas.

En el caso de las mujeres es un problema a tener muy en cuenta debido a que, esta zona es de extremo cuidado para las damas.

Las siguientes recomendaciones y prevenciones ayudarán a evitar de manera gradual la sudoración excesiva en las mujeres.

Vestimenta.

Algunos casos la vestimenta de las mujeres suele ser de tipo abierto, donde deja descubierta la parte de las axilas, y puede generar una sudoración visible y generar incomodidad.

En el caso de utilizar prendas que cubren la zona de las axilas hay que tener en cuenta de que tipo de fabricación están elaboradas las prendas de vestir que se utiliza.

El tipo de fibras de elaboración que llegan a cubrir secciones como el brazo, es recomendable utilizar prendas que están fabricadas a base de fibras sintéticas, debido a la función de repeler el sudor y ayudan a mantener la ropa seca.

Hábitos de consumo.

El consumo de productos altamente picantes puede generar toxinas que se expulsan por medio de la piel y, generar obstrucción en la misma, generando diversas consecuencias como puede ser la obstrucción de respiración de la piel y acumulación de bacterias, como resultado malos olores.

Otros hábitos de consumo como pueden ser el consumo de tabaco, bebidas oscuras como el café y té y el excesivo consumo de alcohol provocan es efecto negativo.

Descanso y relajación mental.

Se ha comprobado que, efecto de rutinas diarias como puede ser tensión por el trabajo, ansiedad y el estrés contribuyen al malestar en el cuerpo, uno de los efectos más probables en ocurrir puede ser la sudación excesiva en las axilas.

Recurrir a prácticas de, evitar jornada de trabajo excesiva, prácticas de estudio excesivas y diversos factores que contribuyen a generar estrés se deben evitar en la u mayormente posible.

Métodos caseros para tratar la sudoración excesiva.

Siguientes métodos caseros ayudan de forma progresiva a tratar la sudoración excesiva en las mujeres, de acuerdo a diferentes hábitos de consumo, vestimenta entre muchos más de los cuales vamos a detallar los más importantes a continuación.

Aseo y baño diario.

Es uno de los métodos que se deben tener muy en cuenta y se deben cuidar debido a que un baño diario ayuda a liberar diferentes toxinas y bacterias.

Se pueden acumular en la zona de las axilas y de la misma manera ayuda a limpiar la piel para que pueda respirar de mejor manera y con la utilización de productos antibacteriales como pueden ser jabones y shampoo, potenciarán esta práctica.

Aplicar bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio tiene diferentes utilidades sobre la aplicación en la piel de manera adecuada en combinación con otros productos, basta con entrar el bicarbonato de sodio con agua para neutralizar malos olores.

Este efecto tiene una función antibacterial para eliminar bacterias que se pueden acumular debido a falta de hábitos de aseo, uno de los efectos secundarios negativos que puede causar es, irritación en la piel debido a que cuenta con un pH mayor al de la piel.

Leche de magnesia.

Al igual que el bicarbonato de sodio tiene diferentes funciones entre las principales es curar la acidez estomacal, pero también tiene la autoridad de absorber malos olores y se aplica de manera adecuada en las axilas, se debe aplicar de manera uniforme debido a que se demora en absorber y secar en la zona de la piel donde se aplique.

Limón y vinagre.

La combinación de estos productos da como resultado la eliminación efectiva de bacterias en las axilas, pero como efectos negativos secundarios puede manchar la ropa y causar una irritación en la piel.

Talco.

Talco o fécula de maíz como también se le puede conocer en otros lugares, este producto es muy absorbente de líquidos, utilizado como controlador de sudor puede ser efectivo, pero la difícil aplicación puede ser incomoda.

Tratamientos frente a la sudoración excesiva.

Los tratamientos que se van a mencionar a continuación son recomendables siempre y cuando, que tenga la opinión de un experto, médico o dermatólogo el cual puede recomendar el tratamiento o producto que se debe aplicar para eliminar de manera definitiva el problema relacionado con la sudoración excesiva.

Aplicación tópica.

Los antitranspirantes son el producto por defecto de este método, debido a su composición por medio de sales de aluminio son el producto estrella para tratar las afecciones de la sudoración excesiva en las mujeres.

En el caso de un producto de cierta marca no tendrá suficiente efectividad, se puede recurrir a cambiar de marca e investigar la composición para adaptarse al problema que se quiere tratar.

Tratamientos dermatólogos.

Tratamiento son aplicados únicamente por profesionales específicamente los dermatólogos para tratar problemas moderados y graves, los cuales son altamente efectivos pero a desventaja pueden llegar a tener un alto costo.

Botox o toxina botulínica de característica A.

Es un tratamiento que se basa en inyecciones de esta sustancia qué ayuda a combatir e inhibir la sudoración excesiva de tipo moderado o grave, prácticamente trata sobre las glándulas sudoríparas ecrinas por medio de los nervios para controlar dicha función.

Iontoforesis.

Este tratamiento el equipo que introducen iones de la piel por medio de corriente eléctrica, la infeliz que practica es desconectando las glándulas sudoríparas temporalmente.

En casos más graves o críticos ya llegaron a tratar con tratamientos de tipo quirúrgico sobre la glándula tiroides, qué puede ser una alteración debido a funciones que correctas en el cuerpo humano.

Fármacos anticolinérgicos.

Por medio de esta medicación se puede bloquear el neurotransmisor para evitar estimulaciones por medio de las glándulas sudoríparas, estos medicamentos prácticamente se han utilizado para tratamiento de hiperhidrosis secundaria, y en algunos casos pueden producir efectos secundarios graves.