Web
Analytics
Saltar al contenido
Remedios para el sudor

Remedios caseros para el sudor de las axilas

Remedios caseros para el sudor de las axilas

El mal olor en las personas es totalmente natural, sin embargo suele ser regulado gracias a la higiene constante que la gente aplica en su cuerpo. Pero en algunas ocasiones suelen existir problemas de mayor gravedad en ciertas zonas que requieren mayor atención y tratamientos más especializado que permitan eliminar cualquier rastro de mal olor.

Generalmente las axilas son una zona qué es afectada con mayor intensidad por el sudor excesivo y por ende el mal olor, para ello se han creado varios productos comerciales tales como desodorantes y antitranspirantes; muchos de ellos tienen a ser excesivamente caro y un porcentaje de la población prefiere utilizar remedios caseros para el sudor de las axilas siendo una alternativa muy viable.

Remedios caseros para eliminar por completo el mal olor de axilas

Desodorante casero con bicarbonato y maicena

Es posible optar por elaborar una especie de desodorante casero que actúe como un antitranspirante natural utilizando simples ingredientes que pueden ser conseguidos en cualquier lugar.

Ingredientes

  • 1/2 taza de bicarbonato
  • 1/2 taza de maicena
  • 4 cucharadas de aceite de coco (opcional)

Cómo prepararlo

  • Mezclamos ambos ingredientes juntando los con una pequeña cuchara hasta tener un polvo uniforme
  • Posteriormente podemos colocar el aceite de coco el cual servirá para generar un aroma agradable para la persona que lo utilice
  • Se puede dejar refrigerar unas cuantas horas para solidificar el contenido.
  • Colocar pequeñas porciones del contenido en el lugar que existe la sudoración y mal olor
  • Este producto puede ser tu ser utilizado en cualquier parte del cuerpo sin causar irritaciones ni malestares posteriores.

Aceite de vinagre y aceite de lavanda

Esta mezcla es una de los mejores tratamientos para controlar la transpiración y malos olores de axilas

Ingredientes

  • 1/2 taza de aceite de vinagre
  • 30 gotas de aceite esencial de lavanda

Cómo prepararlo

  • Mezclamos los dos ingredientes hasta que se unifiquen y dejamos reposar alrededor de 5 días.
  • El contenido puede ser colocado en los lugares que se presente los malos olores preferiblemente por las noches.
  • A la mañana siguiente tomar una ducha y lavar la zona con mucha insistencia y posteriormente colocarse el desodorante habitual. Notará un cambio en el olor que despide el cuerpo.

Limón, oliva y sal

Las propiedades de cada uno de estos ingredientes son bastante buenas pero si las juntamos su capacidad para eliminar los olores es inigualable.

Ingredientes

  • 1/2 taza de jugo de limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 5 cucharadas de sal

Cómo prepararlo

  • Colocar en la taza de jugo de limón, el aceite de oliva y las cucharadas de sal
  • Mezclar bien los ingredientes hasta crear una especie de pasta
  • Dejar reposar por unos minutos y utilizar el contenido
  • Al ser colocado en el área esperamos 10 minutos y posteriormente enjuagamos con abundante líquido.

Almidón de maíz

El almidón de maíz tiene potentes propiedades absorbentes que actúan como una especie de esponja absorbiendo los sudores y con ello los malos olores, puede funcionar aún mejor si lo acompañamos con bicarbonato.

Ingredientes

  • 1/2 taza de almidón
  • 5 cucharadas de bicarbonato

Cómo prepararlo

  • Colocar el bicarbonato dentro de la taza de almidón mezclar de manera uniforme y dejar reposar por 2 minutos
  • Se debe esparcir la mezcla por todas las partes que generen sudor y mal olor dejamos reposar durante toda la noche para que actúe con mayor eficacia.
  • Posteriormente al día siguiente tomar una ducha y colocar el desodorante habitual

Lechuga y limón

Estos dos ingredientes son muy buenos para contrarrestar los malos olores. Actúa aportando un olor fresco y gracias a sus propiedades absorbe la sudoración en exceso.

Ingredientes

1 hoja de lechuga

Cómo prepararlo

  • Se debe exprimir la hoja de lechuga empapando la zona de las axilas y posteriormente dejar secar
  • Se puede utilizar desodorante después de aplicar esta técnica dejar que los efectos de la lechuga hagan todo el trabajo.

Flores de naranjo amargo

Esta infusión es muy poco conocida por las personas Pero es tan efectiva como cualquier otro remedio casero que se nombró anteriormente. Gracias a que el naranjo tiene propiedades de relajación permite calmar los nervios de la piel los cuales son responsables activar la sudoración.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de naranjo amargo
  • 1/2 de agua

Cómo prepararlo

  • Colocar el agua al fuego junto con las hojas de naranjo
  • Esperar hasta que el agua hirviendo y mantenerla por 15 minutos
  • Colar el contenido e ingerirlo una vez al día por aproximadamente una semana
  • Notarás al paso del tiempo un cambio en tu sudoración

Salvia

La salvia es una planta medicinal la cual posee gran variedad de propiedades para la salud, aportando como bactericida, cicatrizante, relajante entre otros. Aparte de ello también funciona extremadamente bien como antitranspirante gracias a su vitamina e y magnesio, los cuales relajan las glándulas sudoríparas y evitan que expulsen sudoración de es moderadamente.

Ingredientes

  • 1 cucharada de salvia
  • 1 taza de agua

Cómo prepararlo

  • En la casa de agua junto con la cucharada de salvia y posteriormente dejar en reposo por varios minutos
  • Tomar el contenido tres veces al día antes de cada comida.

Otras recomendaciones para evitar el mal olor de axilas

Además del uso de remedios caseros existen otras alternativas o recomendaciones que se debe tener en cuenta para evitar este tipo de problemas entre las más importantes tenemos:

Un factor importante es la ropa que nosotros vestimos, algunas telas incrementan la sudoración esparciendola en mayor cantidad y por ende generando un olor más intenso.

Para ello debemos de utilizar el material correcto y evitar utilizar prendas demasiado ajustadas y que sean fabricadas con tela sintética, de preferencia utilizar tejidos naturales.

La alimentación en la sudoración es tan importante como la higiene que se mantiene. Es por esto que algunos alimentos tales como la cebolla, el café, el pescado, el ajo posee olores demasiado fuertes y genera un color más intenso en todo el cuerpo.

Otro punto importante es rasurarse las axilas debido a que atrapan las bacterias y los hongos del ambiente y los combinan con la sudoración normal que expulsa el cuerpo, gracias a esto se puede mantener más limpio y fresco por mayor tiempo.

Si ninguna de estas técnicas son buenas para eliminar los sudores y los malos olores, es necesario visitar a un dermatólogo o médico especialista para tratar el problema con medicamentos precisos.