Web
Analytics
Saltar al contenido
Remedios para el sudor

Porque una persona suda mucho cuando duerme

Porque una persona suda mucho cuando duerme

Todos los seres humanos hemos sido victima de la sudoración nocturna, esos episodios repentinos que se generan a mitad de la noche en donde se transpira gran cantidad de sudor, en el que la humedad de la piel abunda de forma desproporcionada, esta condición afecta de diversas formas a quien lo padece, la sudoración nocturna se puede manifestar en cualquier etapa de la vida, inclusive en los niños pequeños.

En este apartado te contaremos todo lo relacionado con la sudoración nocturna, que causa tan penoso padecimiento y como podemos disminuir este problema.

La sudoración nocturna

Quienes padecen de sudoración nocturna se dan cuenta de su molesto padecimiento porque al despertar de su sueño se percatan de que están bañados en sudor, es decir que la transpiración de sudor es mucho más alta que los estándares normales, ya que se percibe la ropa muy húmeda y hasta las sabanas se sienten mojadas, esto como consecuencia de la sudoración nocturna, la cual puede aparecer en los seres humanos por diversas causas ya sean problemas patológicos o por los cambios de temperatura.

La sudoración nocturna no es mas que excesos de calor que se producen en el cuerpo de las personas y que desemboca episodios de sudoración extrema de forma repentina y constante durante la noche, este padecimiento se produce generalmente en las horas de sueño y afecta cualquier parte del cuerpo, aunque no es fácil detectar que se sufre de sudoración extrema la verdad es que en muchos casos la incomodidad del mismo puede interrumpir el sueño.

Las causas que generan la sudoración nocturna

Este tipo de sudoración nocturna es muy constante y surge muchas veces de forma inexplicable, pero lo cierto es que en muchos casos este padecimiento tiene una causa lógica que explica el porque se produce la sudoración nocturna en ciertas personas, la cual es una función natural que produce el organismo pero que en ciertas ocasiones suele ser una condición mas grave y recurrente que en el resto de las personas.

Detectando  las causas que generan la sudoración de una persona cuando duerme será mucho mas fácil atender el padecimiento y disminuir de gran manera la condición presentada, aquí enumeraremos las causas mas frecuentes.

Factores de temperatura

Aunque esta condición nos parezca tan sencilla que inclusive pasa desapercibida, lo cierto es que los cambios bruscos de temperatura al dormir producen exceso de transpiración en los seres humanos, esta sudoración nocturna atiende a las temperaturas ambientales, cuando estamos en estaciones de invierno es general que al dormir estemos muy bien abrigados lo cual puede hacer que sudemos mas de lo normal y en verano el calor incesante y las temperaturas altas producen calor corporal y por ende sudor.

Estas causas se producen por motivos y factores simples como son los siguientes.

  • Exceso de ropa abrigada para dormir.
  • Tejidos acrílicos en ropa, sabanas o mantas.
  • Colchón o camas muy blandas, además de almohadas sintéticas.

Estos factores constituyen una gran fuente generadora de calor, de esta manera la temperatura del cuerpo se eleva y se produce mucho mas sudor durante las noches cuando el individuo realiza su respectivo descanso.

Comidas picantes

Las personas que cenas comidas muy pesadas y bastante condimentadas son más propensos a sufrir de sudoración nocturna ya que los alimentos picantes y cargados de muchas especies hacen que la ingesta de estos alimentos sean mas difíciles de digerir además de que suben la temperatura corporal produciendo en la persona mucha mas sudoración de los niveles normales, además de que producen una muy mala digestión lo que hace que la siestas nocturnas sean mucho mas complicadas.

Factores psicológicos

Este tipo de factores son determinantes en este padecimiento, cuando hablamos de estos factores nos referimos a cuadros de ansiedad, a las pesadillas o terrores nocturnos, además del estrés y diversos tipos de alteraciones o patologías del sueño, ya que estás condiciones afectan el sistema nervioso lo que a su vez produce alteraciones en la temperatura corporal, traduciéndose de la misma manera en mas sudoración nocturna.

Patologías leves

Ciertas afecciones o enfermedades pueden afectar considerablemente la producción de sudor en el ser humano, ya que ciertas patologías incrementan la producción de sudoración nocturna o inclusive otro factor determinante que incrementa este padecimiento son el consumo de ciertos medicamentos prescritos para tratar enfermedades patológicas ya que los componentes de la formula afectan la temperatura del cuerpo.

 Las enfermedades que pueden producir una excesiva sudoración son:

  • Diagnósticos de diabetes o bajo niveles de glucosa en sangre.
  • Presión arterial baja.
  • Menopausia y los sofocos que se producen en esta etapa de la vida de la mujer.
  • Gripes, asma, afecciones respiratorias.
  • Cambios o desordenes hormonales, síndrome premenstrual.

Otros tipos de factores

Son muchos los factores que suelen influir a la hora de generar sudoración nocturna en los individuos, aunque en ciertos casos las causas puedan ser desconocidas, en otros se deben a la temperatura ambiental, pero en muy pocos casos pueden influir en el exceso de transpiración factores como los siguientes:

  • Fiebres altas.
  • Causas genéticas.
  • Reacciones emocionales.
  • Consumo excesivo de alcohol u otro tipo de drogas.
  • Fumar constantemente.
  • Apnea del sueño.
  • Perdida considerable de peso o incluso obesidad.

Posibles soluciones para disminuir la sudoración nocturna.

La sudoración nocturna excesiva no suele ser un problema grave, pero si una condición bastante molesta en las personas que la padecen, por ello es preciso buscar algún tipo de solución a este padecimiento, así que si estás siendo víctima de tan molesta condición  y sudas mucho cuando duermes la solución esta en emplear unos sencillos cambios a tu vida cotidiana.

  • Hidratar el cuerpo lo mejor posible durante el día.
  • Evita utilizar ropa pesada y sintética durante las siestas o mientras duermes.
  • Procura que el clima o la temperatura no sea muy extrema.
  • No consumir alimentos muy condimentados o pesados durante la noche, trata de que la cena sea un tanto ligera.
  • No ingerir cafeína durante la noche y evitar los malos hábitos como consumir alcohol o fumar.