Web
Analytics
Saltar al contenido
Remedios para el sudor

El neurólogo trata la depresión

El neurólogo trata la depresión

La depresión es una problemática que puede llegar a ser muy severa si no se trata a tiempo. Hay diversos tratamientos indicados para esta afección los cuales deben ser indicados por un especialista. Por lo general, las personas se preguntan si el neurólogo trata mas depresión y otras interrogantes similares que aclararemos a continuación.

¿Qué es y que no es la depresión?

La depresión es una enfermedad que puede llegar a trascender el plano mental para manifestarse en el plano físico, es decir, no es suficiente con que la persona se sienta triste para diagnosticarla con depresión, también debe presentar una serie de síntomas físicos y los mismos deben mantenerse durante determinado rango de tiempo.

La depresión severa se encuentra caracterizada por una constante sensación de desinterés hacia cualquier tipo de actividad, incluso por aquellas que la persona disfrutaba anteriormente. También puede presentarse dificultad para dormir, disminución del apetito, pérdida de peso, caída del cabello, etc.

No se considera depresión a los episodios en los que la persona presenta simplemente una sensación de tristeza momentánea. Tan solo se considera un altibajo del estado de ánimo producto de cualquier acontecimiento desagradable en la vida del paciente. En este caso, con una terapia dirigida por un psicólogo bastará para hacer que la persona mejora su ánimo.

Es importante tener esto en cuenta pues la depresión severa debe ser medicada, de lo contrario, la vida de la persona puede encontrarse en un importante nivel de riesgo.

¿El neurólogo trata la depresión?

Muchas personas se preguntan si el neurólogo trata la depresión y la respuesta es no. Sin embargo, el papel que desempeña este especialista en el tratamiento de la enfermedad es fundamental para el paciente.

Una vez que la persona es atendida por el psiquiatra, este lo medica de acuerdo al nivel de enfermedad que padezca. Sin embargo, el neurólogo es el encargado de hacer una observación más profunda del funcionamiento del cerebro de la persona.

El neurólogo es un profesional especializado en el funcionamiento del SN, es decir, del sistema nervioso de los seres humanos. Hay ocasiones en las que la depresión tiene su raíz en una alteración del sistema nervioso de la persona, por ello, es indispensable la asistencia del neurólogo es ese tipo de casos.

El neurólogo, luego de hacer una valoración de esta parte del cerebro del paciente, procede a hacer un diagnóstico y a indicar las drogas necesarias para su tratamiento. De no ver una respuesta clara, puede considerar el empleo de otros fármacos.

Con frecuencia, la rama de la psiquiatría y de la neurología se ven entrelazadas para atender a pacientes con desordenes depresivos severos que no responden a tratamientos convencionales.

¿Cuáles son las enfermedades que tratan los neurólogos?

Debido a que el neurólogo conoce como es el funcionamiento del cerebro humano, es el indicado para tratar ciertas enfermedades degenerativas y de otra índole que afectan a este órgano.

Las personas que padecen de Alzheimer, demencia senil, cefaleas producidas por tumores cerebrales, problemas del lenguaje, problemas motrices, etc. Deben ser atendidas por un neurólogo.

Aquellos pacientes que hayan sufrido un ACV deben también ser atendidos por estos especialistas pues solo ellos saben con certeza cuál es el nivel de daño cerebral que ha producido el ACV y cuáles son las medidas que se deben tomar para que la persona inicie su recuperación.

Los niños que padecen de ciertas alteraciones del comportamiento como el trastorno de hiperactividad, por lo general son referidos al neurólogo. Incluso, algunos niños e incluso adultos que padecen trastornos del espectro autista pueden ser bien diagnosticados por este especialista.

¿Cuándo se debe acudir al neurólogo?

Hay diversos escenarios en los cuales la persona debe estar atenta y acudir a la consulta de un neurólogo. Como, por ejemplo, en las siguientes situaciones.

  • Depresión: Si se trata de un caso de depresión y el psiquiatra ha considerado que es necesaria la intervención del neurólogo para el tratamiento. Se debe acudir a este especialista para que indique el tratamiento adecuado en función del comportamiento del cerebro del paciente.
  • Presencia de mareos: Si la persona sufre de mareos frecuentes y ya se ha hecho los exámenes correspondientes cuyos resultados no arrojan explicación, es hora de visitar al neurólogo pues puede tratarse de una condición cerebral que deba ser atendida.
  • Falta de sensibilidad: Cuando se presenta falta de sensibilidad en alguna parte del cuerpo, es importante acudir al neurólogo pues todas estas funciones corporales son gestionadas por el cerebro. Esto quiere decir que algo está fallando y que si no se trata, puede desencadenar un síntoma más grave.
  • Pérdida de la visión: Si ha perdido la vista en alguna ocasión de forma súbita, es importante acudir al neurólogo. Puede tratarse de la presencia de esclerosis múltiple.
  • Incontinencia: Si hay un problema repentino de control de esfínteres, lo mejor es ir a un neurólogo para descartar problemas de salud más severos.
  • Problemas para caminar: Si se presenta problemas para caminar o cualquier otro tipo de alteración de las funciones motoras es motivo de consulta a un neurólogo.

Algunas curiosidades sobre la depresión

  • La depresión no distingue raza, posición social o edad. Cualquier persona, a lo largo de su vida puede sufrir de depresión. La única distinción que se hace es con las mujeres pues son un poco más propensas que los hombres.
  • La enfermedad puede ser padecida por niños pequeños. A veces se cree que la depresión es un asunto de gente adulta y no es así. Los niños y jóvenes también sufren depresión.
  • La depresión se mejora con el ejercicio físico. En ocasiones, una buena rutina de ejercicio puede ayudar al cerebro a liberar las endorfinas necesarias para generar una sensación de bienestar.
  • La relación entre el suicidio y la depresión es muy estrecha. Por lo general, el suicidio se produce en un episodio de intensa depresión en el que la persona no le ve salida a su condición y decide quitarse la vida.